Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

HER: Mitad hombre, mitad mujer

HER, Spike Jonze, 2013


Anoche todos nos quedamos varias horas sin whatsapp. El sistema operativo se cayó y muchos nos sentimos aislados, perdidos, como si de repente nos hubieran arrancado del mundo y flotáramos a la deriva. Cuando volvió a funcionar, estoy seguro que muchos, entre ellos yo, respiramos aliviados, recompusimos las fracturas y volvimos a sentirnos acompañados. Aunque incluso nadie en ese momento contestara a nuestro emoticono sonriente o nos devolviera la flor que le habíamos enviado. 
Estamos empezando a vivir un mundo, que tal vez culmine en el futuro que nos relata Jonze en su última película, en el que las fronteras entre lo real y lo virtual se diluyen. Es tal nuestra dependencia de las nuevas tecnologías, la necesidad de estar siempre conectados y en comunicación con los demás a través de un chat o de una red social, que no se trata de que vivamos realidades paralelas, sino de que ambos mundos forman solo uno. Y puede que incluso el virtual acabe siendo más decisi…

HACIENDO LECTORES Y LECTORAS

Hace tiempo le escuché a Alberto Manguel decir que la mejor manera de aumentar esta especie de cofradía que formamos los lectores y las lectoras, consistiría en que cada uno de nosotros asumiera el compromiso de enganchar al menos a dos personas más en esta aventura.  Eso es lo que intenté la semana pasada cuando estuve en la clase de Year 8.1 del Colegio Británico hablándoles de mi pasión por los libros, a través de la experiencia que para mí supuso leer el Diario de Ana Frank cuando más o menos tenía su edad.
Si estar con ellos, ver sus caras, escuchar sus preguntas, fue ya para mí todo un regalo, la sorpresa de ayer fue mayúscula cuando Abel me trajo este "libro" hecho con la suma de sus experiencia lectoras. En él, cada alumno y cada alumna me cuenta cuál es su libro favorito, el primero que leyeron, el que más los ha marcado, el que les recuerda a algún familiar... Hay alguna historia personal que hasta hizo que se me saltaran las lágrimas, como la de esa chica que siemp…

CLARA, QUE ESTÁS EN LOS CIELOS

Las fronteras indecisas
Diario Córdoba, 17-2-2014

Fue muy triste el espectáculo que la semana pasada, justo el día anterior al aniversario de Clara Campoamor, ofrecieron las diputadas del PP al demostrarnos la prevalencia de los intereses de partido sobre los derechos que en la votación estaban en juego. Fue un ejemplo más de como en el simulacro de democracia que tenemos predomina la mano férrea de las maquinarias partidistas sobre las libertades individuales. En la votación mediante la que se intentaba frenar la contrarreforma de la ley del aborto, muchas y muchos echamos de menos la sororidad que a lo largo de la historia ha sido fundamental en la progresiva conquista de la ciudadanía de las mujeres. Una sororidad que en muchas ocasiones ha exigido poner la defensa de sus derechos por encima de los intereses partidistas o coyunturales, tal y como hizo Clara Campoamor en las Cortes constituyentes de 1931. Su batalla por el sufragio, en la que el cruel destino hizo que tuviera que enf…

EN BUSCA DE LA NARANJA ENTERA: DECONSTRUYENDO EL MITO DEL AMOR ROMÁNTICO

“Formada para obedecer a un ser tan imperfecto como el hombre, con frecuencia tan lleno de vicios y siempre tan lleno de defectos, debe aprender con anticipación incluso la injusticia y a soportar las sinrazones de un marido sin quejarse”. Rousseau, Emilio (1752) Buena parte de lo que ha trascendido de las respuestas que la duquesa de Palma dio al largo interrogatorio al que fue sometida hace unos días es el ejemplo más clarividente de cómo se perpetúa el mito del amor romántico. Ese que cada 14 de febrero, además, los grandes almacenes se empeñan en recordarnos, aunque en realidad no haga falta esperar a San Valentín. El orden cultural dominante, que todavía sigue obedeciendo en gran medida a los dictados del patriarcado, reproduce constantemente, en alianza todopoderosa con el mercado, las pautas de una concepción de la afectividad y la sexualidad ligadas a la diferenciación jerárquica entre hombres y mujeres.
Baste con analizar como la publicidad, pero también la mayoría de las pel…

ALGÚN DÍA ESTE DOLOR TE SERÁ ÚTIL

Para Simón en su columna. Y alrededor nuestra casi todo era desierto.
"El principal problema era que no me gusta la gente en general ni la gente de mi edad en particular... lo cierto es que no me gusta estar con gente. Las personas, por lo menos según mi experiencia, pocas veces se dicen cosas interesantes. Siempre hablan de sus vidas, unas vidas que no son muy interesantes, y eso me impaciente. En cierto modo, creo que solo deberías decir algo si es interesante o es absolutamente preciso decirlo".
Cada novela tiene además alrededor suya cientos, miles de novelas, tantas como lectores la hayan tenido entre sus manos. Son las historias paralelas de como ese libro llega a nuestras manos y de qué manera entra en nuestras vidas. Porque soy de los que creen que las fronteras entre la literatura y la realidad no existen. Quizás porque necesite de la primera para salvarme de la segunda. 
La novela de Cameron llegó a mi mesilla de noche gracias a las nuevas tecnologías, a esos nuevos s…

LOS DERECHOS LGTBI SON TAMBIÉN DERECHOS HUMANOS

Publicado en THE HUFFINGTON POST:
http://www.huffingtonpost.es/octavio-salazar/los-derechos-lgtbi-son-tambien_b_4729214.html?utm_hp_ref=spain


Durante más de dos siglos las mujeres lucharon para que al menos formalmente se reconociera que sus derechos eran también derechos humanos. Ese reconocimiento no se produjo en el Derecho Internacional hasta la década de los 90 del pasado siglo. Un largo y arduo camino en el que las mujeres, y junto a ellas muchos hombres cómplices, tuvieron que batallar contra unas estructuras patriarcales que las situaban en los márgenes. Obviamente este proceso dista mucho de haberse concluido, máxime cuando la crisis actual está afectando de manera singular a las mujeres al tiempo que asistimos a un renacimiento de posiciones y actitudes “neomachistas”.  El movimiento reivindicativo de las mujeres y los logros que han ido alcanzando a nivel jurídico y social son la mejor prueba de que los derechos humanos son, como los definió Joaquín Herrera, “procesos de lu…

LA HERIDA

Ana tiene un trastorno límite de la personalidad. Paradójicamente en su trabajo cuida y está pendiente de los demás, pero en su vida personal es incapaz de relacionarse y, sobre todo, es incapaz de cuidarse a sí misma. Vive en un permanente estado de autodestrucción, de zozobra, de miedo a encontrarse en el espejo. Sola. Rodeada de gente pero aislada. Necesitada de comunicarse con otros pero prisionera de sí misma. Incapacitada para moverse en un mundo en el que se siente una extraña. 
La historia de Ana es la que nos cuenta el primer largometraje del sevillano Fernando Franco. Sorprende la madurez con que el director se ha acercado a un personaje tan difícil y como ha construido un relato que corría el riesgo de caer en el exceso o de quedarse en la frialdad caligráfica. Franco ha tenido el gran cierto de hacer una película sincera, honesta, en la que no pretende demostrar su protagonismo, ese vicio tan habitual en directores jóvenes y no tan jóvenes. Ana es la verdadera y única pro…

CONTRA LA DOCILIDAD

Las fronteras indecisas
Diario Córdoba, 3-2-2014
Una de las mayores crisis que estamos sufriendo en la actualidad es la que deriva de un pensamiento simple, sin matices, reducido a la fugacidad de un eslogan y en muchos casos a los caracteres de un twit. Blanco o negro, o conmigo o contra mí. Todo ello en un contexto de desaparición, o invisibilidad al menos, de voces críticas que sean capaces de poner el dedo en las llagas de nuestras miserias y en las del sistema, que no se conformen con el orden establecido y que miren hacia un horizonte en el que las reglas del juego pudieran ser distintas. Por el contrario, este simulacro de democracia que tenemos alimenta las voces dóciles, mansas, sumisas y políticamente correctas. Las que dicen a los de su bando lo que quieren escuchar, las que no escatiman esfuerzos por arrimar el ascua a su sardina, al tiempo que se atrincheran en la complicidad con el que tiene la batuta. Algunas veces por acción y otras muchas por omisión. Por el camino se …