Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

CARTA A ISABEL AMBROSIO

Las fronteras indecisas
Diario Córdoba, 27-10-2014

Estimada Isabel, permítame que comience alabando la valentía que supone lanzarse a la arena municipal en un momento en el que los partidos políticos tradicionales, y muy especialmente el PSOE, se hallan heridos de muerte. Una situación que se me antoja especialmente crítica en una ciudad en la que los socialistas han sido incapaces de generar un proyecto ilusionante y se han ido hundiendo en el pozo de sus propias miserias. Es ardua la tarea que le espera si quiere convencernos de que su partido tiene un modelo de ciudad distinto al que sufrimos y, además, es capaz de ponerlo en pie con unas maneras de gestionar lo público que se distingan de las que se han instalado en las instituciones. En esta ciudad de silencios y complicidades por omisión, necesitamos un revulsivo político que nos aleje de la Edad Media en la que en muchos aspectos parece que vivimos y nos acerque a un siglo XXI en el que ya no sirven las viejas palabras. Es el mo…

PACO MUÑOZ, LA GENEROSA VULNERABILIDAD

Hacía tiempo que no me costaba tanto encontrar las palabras justas, ordenar los recuerdos, serenarme delante de la pantalla del ordenador. Hacía tiempo también que no lloraba como un niño desconsolado, como si me hubieran roto mi juguete más querido o me despertara en medio de la noche con una terrible pesadilla. Me han faltado las palabras y me han podido las lágrimas cuando me he enterado, apenas recién amanecido el sábado, de la muerte de Paco Muñoz. 
Paco fue, ha sido, es, una de las personas más importantes en mi vida universitaria y personal. Lo conocí hace ya casi dos décadas gracias a nuestra común interés por los derechos humanos. Desde entonces he compartido con él, y gracias a él, algunos de los momentos más apasionantes, fructíferos y divertidos de los últimos años. Gracias a Paco, y al impulso con el que daba vida al Instituto de la Paz y los Conflictos, hice de Granada casi mi segunda casa. Vivimos juntos seminarios, conferencias, congresos, reuniones, comidas y largas, …

EL CINE ES COSA DE HOMBRES

Hace apenas unas semanas se publicaba un reportaje en el periódico El País en el que, con el título  “Cine contra viento y marea”, se hacía un diagnóstico de nuestra industria cinematográfica en estos momentos de crisis. El lector que llegado de un “planeta” lejano se acercara al reportaje podría fácilmente sacar la conclusión de que el cine español es cosa de hombres y que las mujeres en él son apenas la excepción que confirma la regla. De entrada, en la fotografía central que lo ilustra aparecen ocho directores de cine y una sola directora, como también es solo una mujer, Iciar Bollaín, la que ofrece su testimonio junto a una larga lista de colegas varones. Además se incluía el listado de películas españolas a competición en el festival de cine de San Sebastián, en el que observamos que de un total de 16 títulos solo 3 han sido dirigidos por mujeres. Y es curioso también como dos de esas tres producciones no sean películas de ficción sino documentales, lo cual nos abriría un intere…

CAMPEONAS

Blog MUJERES, EL PAÍS
13 de octubre de 2014
http://blogs.elpais.com/mujeres/2014/10/campeonas.html

Si hay un ámbito que tradicionalmente ha reflejado a la perfección la pervivencia del orden patriarcal ese ha sido sin duda el deportivo. En él siempre ha quedado muy claro el protagonismo de la mitad masculina frente a la devaluación, y en muchos casos invisibilidad, de la femenina. Con la ayuda impagable de unos medios de comunicación que han sido y son cómplices en el mantenimiento de roles y estereotipos sexistas, durante décadas se ha identificado la actividad deportiva que merecía reconocimiento público con la practicada por los hombres. En este contexto el mundo del fútbol ha sido paradigmático en cuanto a la reproducción de unos patrones sexistas y de un modelo de hombre patriarcal, es decir, un modelo heteronormativo y referente de lo que se han estimado imperativos de la virilidad dominante. Todo ello ligado, claro está, a unos intereses económicos que demuestran la estrecha cone…

EL MILAGRO DE COSMOPOÉTICA

En una ciudad como ésta, 
en la que es tan habitual andar para atrás como los cangrejos,
en la que si te descuidas el cabildo inmatricula tu piso a su nombre,
en la que con frecuencia parece que no hayamos salido de la Edad Media,
en la que la actividad científica necesita el nihil obstat eclesiástico,
o en la que el Rector de su Universidad dice no tener ideología y se queda tan ancho,
es todo un milagro que cada año, y ya van 11,  los versos se apropien de ella.

Es un milagro que David Trueba hable de Renoir bajo la vigilante mirada del Crucifijo de la Magdalena,
que Silvia Pérez Cruz nos ponga la piel de gallina con un vals lorquiano,
que Wendy Guerra nos susurre que ella nunca fue primera dama,
que Teresa de Jesús se mezcle con versos en las redes, 
o que Herta Muller insista en peinarnos la larga cabellera del miedo.

Cosmopoética ha sido un año más un regalo que nos permite redescubrir la ciudad de las palabras.
Una celebración de la diversidad, de los diálogos y de la empatía.
El postre impos…

LOS ROSTROS DE UN HOMBRE QUE SE EQUIVOCA

Un hombre conduciendo en una autopista. Es de noche y solo vemos las luces lejanas de las ciudades y las de los coches que pasan anónimos. Ivan Locke (Tom Hardy) es un hombre exitoso cuya vida cambia en una noche en la que el mundo se reduce al espacio del vehículo en el que viaja hacia el lugar donde piensa que debe estar. Los demás solo son voces que le llegan a través del teléfono. En esas conversaciones que no cesan vemos como se va deshaciendo el presente y construyendo un turbulento futuro. El pasado es cosa de la conversación que a solas Ivan mantiene con el difunto padre que imagina y al que reprocha precisamente que nunca estuvo donde tuvo que estar.
Locke es una de las más sorprendentes películas que he visto hace tiempo. Es una apuesta arriesgada porque su fuerza se concentra solo en un rostro, en los matices de una mirada (es magistral la interpretación de Hardy) y en la diversidad de voces mientras las que se construyen no solo el resto de personajes sino las diferentes t…

SILVIA PÉREZ CRUZ: Una fruta, una bomba

granada, con minúscula. Una fruta que se hace zumo en el escenario, roja fruta de pasiones y penas,
que se cantan para cicatrizarse. Una bomba que estalla al final de la batalla, una explosión de sonidos y quejíos, una herida provocada por el fuego. Una fruta es Silvia, y una bomba. Campo de árboles y lides es su voz que parece brotar directamente del centro de la tierra, extenderse como un reguero por todo su cuerpo y así llegar a su garganta. Lluis Llach, Violeta Parra, Edith Piaf, Sánchez Ferlosio, Lorca, Miguel Hernández, Mª del Mar Bonet, Morente - la otra Granada - son como puñales que se clavan en su vestido y vuelven desnudos, convertidos en alma que atraviesa el escenario y se posa en mi corazón/coraza como si fueran libélulas.





Tardaré mucho tiempo en digerir del todo el concierto que anoche ofrecieron en el Teatro Góngora Silvia Pérez Cruz y Raúl Fernández Miró. Hacía tiempo que no sentía como la música y la voz me traspasaban, se alojaban dentro de mí y descolocaban las pie…