Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2015

PERSONAS

El párroco de San Eutropio, en Paradas, ha vuelto a dar una lección sobre como la Iglesia Católica, al menos en lo que respecta a sus estructuras de poder, continúa fiel a la masculinidad heteronormativa y, por tanto, considerando la homosexualidad como un pecado. Con exquisita fidelidad a la hipocresía de la moral judeo--cristiana, el sacerdote Francisco Javier Aranda argumenta que el verdadero problema de Alejandro, un utrerano de 30 años, para ser padrino del bautizo de su sobrina no es tanto su orientación sexual sino la "exhibición pública" de la misma. De esta manera, el cura vuelve a confirmar la sacralidad del armario, ese espacio en el que permanecen tantos católicos y me temo que tantos jerarcas, de espaldas a lo que ya son conquistas irreversibles en cuanto al reconocimiento y visibilidad de las múltiples opciones afectivas y sexuales del ser humano. Precisamente para luchar contra ese tipo de actitudes y comportamientos, desgraciadamente aún habituales en socied…

CIUDADANOS, LAS CUOTAS SON UNA EXIGENCIA DE LA IGUALDAD

“Estamos en contra de las cuotas porque es un instrumento que no premia la meritocracia y va en contra de la igualdad”, Francisco Hervás (secretario de Organización de Ciudadanos)
Los que llevamos años dedicados al estudio de la igualdad de género, partiendo del presupuesto que debería ser indiscutible que la misma es consustancial a un régimen democrático, continuamos asombrándonos ante las afirmaciones que con relativa frecuencia algunos líderes políticos lanzan en la esfera pública. Es cierto que deberíamos estar ya “curados de espanto”, pero continúa resultándonos ciertamente sorprendente lo difícil que es consolidar presupuestos igualitarios cuando nos referimos a las mujeres y como en seguida se accionan los resortes patriarcales. Algo que estamos comprobando en estos tiempos convulsos de mano de los que se presentan como “nuevos” políticos y que, sin embargo, con muchas de sus actuaciones y compromisos, no hacen sino reproducir lo que Celia Amorós bautizó como “pactos patriarca…

POR QUÉ NO VOTARÉ A PODEMOS

Fui de los muchos españoles que me ilusioné con los vientos de cambio que empezamos a sentir el ya lejano 15M. Después de mucho tiempo de estancamiento y de fango, parecía que las calles, las personas, el ritmo de la vida, volvían a ocupar el espacio que nunca deberían haber perdido. El gran reto siguiente fue transformar esa energía ciudadana en instrumento político, en una herramienta capaz de insertarse en el sistema y a ser posible transformarlo. Fue ilusionante comprobar cómo voces que hasta entonces habían estado calladas iban tomando las plazas, al tiempo que las voces de siempre contemplaban entre el desconcierto y el miedo lo que podría ser el fin de toda una etapa.
Ese impulso inicial, que en mi caso se mantuvo incluso en los primeros momentos en los que ese movimiento fue tomando la forma de un partido, se ha ido sin embargo debilitando, lentamente pero sin pausa, hasta que hoy parece cercano a la defunción. Y no porque hayan desaparecido las razones que lo motivaron, al c…

EMPODERAMIENTO FEMINISTA...DESPUÉS DEL 7N

El feminismo me ha regalado y me regala muchas cosas todos los días. De entrada, me ha aportado una visión mucho más completa, y por tanto real, del ser humano, de la vida, del planeta, de lo que soy y de lo que me gustaría ser. Por otra parte, me ha "amueblado la cabeza" con saberes que entiendo que cada día me hacen no sé si más sabio pero sí más consciente, más humano, más rebelde. Y, lo más importante, el feminismo me ha permitido encontrarme a lo largo de estos años con gente valiosísima, sobre todo, claro está, con grandes mujeres de las que aprendo cada día, con las que me gusta compartir dudas e inquietudes, alegrías e interrogantes, camino al andar y batallas que nos hacen más fuertes. El feminismo, que no es solo una teoría política, o un movimiento social, sino que acaba siendo una auténtica forma de vida, me ha hecho ser, creo, mejor persona, un hombre con las raíces más firmes y las ramas como alas. Ha acabado siendo como esa vitamina que tomo cada mañana y que…

CONTRA EL NEOLIBERALISMO SEXUAL

El último libro de la profesora Ana de Miguel, Neoliberalismo sexual, nos interpela directamente a nosotros -“Agradeceríamos a nuestros hermanos, los hombres, que se sentaran a pensar quiénes son, qué hace la sociedad patriarcal con ellos y qué quieren llegar a ser, que plantaran cara a lo que el sistema espera de ellos”- , tras haberse preguntado “dónde está el hombre nuevo”. Esa es una de las conclusiones a las que llega la filósofa feminista tras haber reflexionado sobre la perversión de un momento histórico en el que vivimos “sociedades formalmente igualitarias” pero en las que asistimos a una permanente reproducción de las relaciones de poder propias del patriarcado. Un orden cultural y simbólico que se ha convertido, siguiendo la brillante categorización de Alicia Puleo, en un “patriarcado por consentimiento”, es decir, en un orden que propicia la aceptación de la desigualdad mediante la socialización diferencial encubierta, las arraigadas prácticas discriminatorias en el merca…

PATIO MAN

Aunque vivimos en sociedades formalmente igualitarias, nuestro orden cultural y simbólico se empeña en seguir transmitiendo una imagen diferenciada de mujeres y hombres. Frente a la posición de sujetos --habitualmente heroicos-- con los que se nos sigue identificando a nosotros, ellas continúan siendo los objetos. Las que preferiblemente adoptan una posición pasiva, un rol domesticado y, en la mayoría de las ocasiones, condicionado por su imagen física. Vivimos una reaccionaria vuelta al rosa y al azul, si es que alguna vez conseguimos escapar de ese binomio, y a una exaltación de la "mujer mujer", es decir, de la que vive en función de los otros y de la que ha de cumplir la función de agradar a los demás. En este sentido resulta absolutamente recomendable el lúcido libro de Natasha Walters Muñecas vivientes , en el que se demuestra cómo seguimos socializando a nuestras hijas en la dictadura de unos determinados cánones que poco parecen haber cambiado con respecto a las gen…

TRUMAN, EL PLANETA MASCULINO

La anterior película de Cesc Gay, la más que interesante Una pistola en cada mano, fue un auténtico retrato de una generación de hombres que, en pleno siglo XXI, estamos viviendo el desconcierto de unos tiempos en los que ya empieza a desencajar el referente de una masculinidad hegemónica en el que todos nosotros nos habíamos socializado. De alguna manera, aunque desde mi punto de vista a gran distancia de Una pistola..., Truman viene a ser una continuación de aquellas historias. Es decir, los personajes que interpretan Ricardo Darín y Javier Cámara bien podrían haber protagonizado una de las historias "de hombres" que Gay puso ante el espejo de su propio fracaso. Sin embargo, lo que en aquella película a mí me pareció brillante, tanto que como he escrito en otro lugar creo que bien podría ser un tratado del desconcierto del sujeto viril en el siglo XXI, en esta ocasión se vuelve mucho más plano, sentimentaloide y sin la capacidad incisiva que mostraba la anterior película …